¿Qué es el tratamiento endodóncico?

“Endo” significa “dentro” y “odont” significa “diente” en latín y griego. El tratamiento endodóncico trata el interior del diente.

El conocer un poco la anatomía del diente le ayudará a entender el tratamiento endodóncico. Dentro del diente, debajo del esmalte blanco y una capa dura llamada dentina, hay un tejido blando llamado pulpa. La pulpa contiene vasos sanguíneos, nervios, y tejido conectivo que alimenta al diente durante su formación.

La pulpa se extiende desde la corona del diente hasta la punta de las raíces donde se conecta con los tejidos de alrededor. La pulpa es importante durante el crecimiento y formación del diente. Sin embargo, cuando el diente haya madurado completamente, puede sobrevivir sin la pulpa porque los tejidos de alrededor siguen alimentando al diente.

¿Por qué he de necesitar una endodoncia?

Tratamiento endodóncico es necesario cuando la pulpa se inflama o se infecta. Puede haber varias causas de infección o inflamación: caries profunda, varios procedimientos dentales en el diente, o una fractura en el diente. Un golpe en el diente también puede hacerle daño a la pulpa aún cuando no se vea una fractura o rajadura visible en el diente. Si la inflamación o la infección de la pulpa no se trata, puede causar dolor o formar un absceso.

Señales de una pulpa dañada incluyen: dolor, sensibilidad prolongada al frío o al calor, cambios de color, e hinchazón y molestia en las encías de alrededor del diente. A veces, no hay síntomas.

¿Cómo salva el tratamiento endodóncico al diente?

El endodoncista le quita la pulpa inflamada o infectada, limpia y prepara el interior del diente con cuidado, obtura y sella el espacio. Después, usted regresará con a su odontólogo(a) para que le coloque una corona u otra restauración para proteger el diente y así darle su función completa. Después de ser restaurado, el diente sigue funcionando como cualquier otro diente. Pase a las páginas seis y siete para una explicación paso a paso del procedimiento.

¿Sentiré molestia durante o después del procedimiento?

Muchas endodoncias se hacen para aliviar el dolor del diente causado por la inflamación o infección de la pulpa. Con técnicas modernas y el uso de anestesia, la mayoría de los pacientes dicen que se sienten bién durante el procedimiento.

Durante los primeros días después del tratamiento podrá notar sensibilidad en el diente, sobre todo si antes del procedimiento existía dolor o infección. Esta molestia puede ser aliviada con calmantes, o medicinas más fuertes que necesiten ser recetadas. Siga las recomendaciones de su endodoncista cuidadosamente. Usted continuará sintiendo el diente distinto a los demás hasta que regrese a su odontólogo para que lo restaure. Sin embargo, si Ud. tiene un fuerte dolor o presión, que dure más de unos cuantos días, llame a su endodoncista.

Procedimiento endodóncico

El tratamiento endodóncico puede realizarse en una o dos visitas y consiste de los siguientes pasos:

  1. El endodoncista examina el diente y toma radiografías, y luego coloca anestesia local. Después de anestesiar el diente, el endodoncista coloca una pequeña lámina protectora llamada “dique de goma” sobre el área para aislar al diente y mantenerlo limpio y sin saliva durante el procedimiento.
  2. El endodoncista hace una apertura en la corona del diente. Se usan unos intrumentos muy finos para limpiar la pulpa de la cámara y los conductos, y para preparar el espacio para la obturación.
  3. Después de limpiar y preparar el espacio, el endodoncista tapa los conductos con un material biocompatible, generalmente un material tipo goma llamado “gutapercha”. Esta se inserta con un cemento adhesivo para asegurar un sellado completo de los conductos.
    En la mayoría de los casos, se coloca una obturación temporal para tapar la apertura. La obturación temporal la cambiará su odontólogo(a) antes de restaurar el diente.
  4. Después de su última visita con el endodoncista, vuelva Ud. con su odontólogo(a) para colocarse una corona u otra restauración para proteger el diente y así darle su función completa.
    Si el diente no tiene de estructura suficiente para retener la restauración en su sitio, su odontólogo o endodoncista podrá insertar un poste dentro del diente. Si desea más detalles sobre la restauración planeada para su diente, pregúntele a su odontólogo(a) o endodoncista.

¿Cuánto costará el procedimiento?

El costo varía dependiendo de la severidad del problema y el diente afectado. Los molares son más difíciles de tratar y por lo general cuestan más.

Generalmente, el tratamiento endodóncico y restauración del diente es más económico que el tratamiento alternativo de extraer el diente, ya que el diente extraído debe ser reemplazado con un puente o un implante para restablecer la masticación y evitar el movimiento de los dientes adyacentes.
Estos tratamientos alternativos tienden a costar más que el tratamiento endodóncico y la restauración apropiada

¿Necesitará el diente trato especial o tratamiento adicional?

Usted no deberá masticar o morder con el diente tratado hasta que su odontólogo(a) se lo haya restaurado. El diente que no sea restaurado es susceptible a una fractura, por lo tanto usted deberá ir a su odontólogo(a) lo antes posible para que se lo restaure. Por lo demás, sólo deberá Ud. ejercer una buena higiene oral que incluye cepillarse, usar el hilo dental, y hacerse chequeos y limpiezas de rutina.

La mayoría de los dientes tratados con endodoncia duran tánto como los otros dientes. En pocos casos, un diente que ha sido sometido a tratamiento endodóncico no se cura o el dolor continúa. En ciertas ocasiones, el diente puede doler o enfermarse meses o hasta años después de un tratamiento con éxito. Cuando ésto ocurre, a veces otro procedimiento endodontico puede salvar el diente.

¿Qué causa que un diente tratado endodóncicamente necesite tratamiento adicional?

Más trauma, caries profunda, o una restauración desadaptada, rota o fracturada pueden causar una nueva infección en su diente. En algunos casos, el endodoncista puede encontrar conductos muy estrechos y con curvas que no pudieron ser tratados durante el procedimiento inicial.

¿Pueden todos los dientes ser tratados endodóncicamente?

La mayoría de los dientes pueden ser tratados. En ciertos casos, un diente no puede salvarse porque los conductos no son accesibles, la raíz está severamente fracturada, el diente no tiene un soporte de hueso adecuado, o el diente no puede ser restaurado. Sin embargo, los avances científicos en endodoncia están haciendo posible que dientes que años atrás se hubieran perdido, ahora puedan salvarse. Y cuando el tratamiento endodóncico no es efectivo, una cirugía endodóncica podría aún salvar el diente.

¿Qué es cirugía endodóncica?

El procedimiento endodontico quirúrgico más común se llama apicectomía o resección de la punta de la raíz. Cuando hay inflamación o infección que persiste en la zona del hueso alrededor de la punta de su diente después del tratamiento endodóncico, su endodoncista puede hacer una apicectomía.

Durante éste procedimiento, el endodoncista corta la encía cerca del diente para exponer el hueso, y remueve el tejido infeccioso. La punta de la raíz también es removida y un pequeño relleno se puede poner para sellar el conducto. El procedimiento es bastante cómodo con el uso de anestesia local, y la mayoría de los pacientes vuelven a su rutina diaria al día siguiente.

¿Cuáles son las alternativas del tratamiento endodóncico?

Cuando se ha afectado la pulpa dental, la única alternativa al tratamiento endodóncico es la extracción del diente. Para restablecer la masticación y evitar el movimiento de los dientes cercanos, el diente extraído debe ser reemplazado con un puente o implante. Esto requiere cirugía o procedimientos dentales en dientes adyacentes sanos y puede resultar mucho más costoso, lleva mucho más tiempo que el tratamiento endodóncico y la restauración del diente natural.

A pesar de la eficacia de los métodos modernos para reemplazar un diente, nada es tan bueno como el diente natural.